El Dios que reina sobre el coronavirus (Cap. 4 y 5)

El coronavirus es un acto de “providencia amarga”. Describir este acto de Dios como amargo no es blasfemia. Piensa en la suegra de Rut, Noemí, quien perdió a su esposo y dos hijos, así como una nuera; todo esto por hambruna y exilio. Ella dijo: Rut 1 20 Y ella les respondía: No me llaméis…