¿Podrías apresurarte un poco?

Por Ruth Harms Calkin   Señor, sé que son incontables las veces que debo esperar con paciencia por ti. La espera desarrolla paciencia. Ella fortalece mi fe y hace mayor mi dependencia de ti.