Jacarandas

Dile que es de noche y que lo quiero mucho, Que las jacarandas son bonitas, pero que no se tarde mucho mirándolas y ponga sus ojos a lo humano que le llama. Dile que me gustó lo que se puso y lo que se quitó, Lo que tiene de nacimiento y lo que no me…

Urgencia

Parece que no basta una pandemia para que las capas vuelen. Evidencia desgarradora de la influencia bárbara de las construcciones sociales y el miedo. Reprime, desola, entristece, desespera. Y no es que yo sea parte de ello, pero me callo porque, aunque lo he intentado, no hallo manera de penetrar tus capas. Entonces, no depende…

Tú eres

Una acción se vuelve hábito a los 21 días de practicarla continuamente, dicen. ¿Y si nos decimos cosas bonitas más seguido? Nos sorprenderíamos de buscar en nuestro interior y abrir un almacén repleto de pensamientos, sentimientos e intenciones hacia otras personas que, sin darnos cuenta muchas veces, tienen un asiento en nuestro corazón; algunos están…

A segunda o tercera vista

Muchas, y cada vez más palabras se me cruzan por la mente ahora mismo, cuando calladamente intento otra vez dejar el corazón en el papel. No escribiré un poema como para que conmigo pases la vida entera, ni siquiera tengo intenciones, solo emociones que me han provocado un insomnio loco como pocos. Mi querido, ¡eres…

Olas

  Dicen que cuando hay luna llena las olas del mar se alborotan, volátiles, impetuosas, rompiendo el viento y llevándose por delante la quietud de la oscuridad. Pues no es casualidad que yo misma me convierta en una ola, mayormente cuando tengo la costumbre de las mujeres o cuando la gripe me inunda la cabeza,…

Táctica y estrategia

Mi táctica es mirarte aprender como sos quererte como sos Mi táctica es hablarte y escucharte construir con palabras un puente indestructible Mi táctica es quedarme en tu recuerdo no sé cómo ni sé con qué pretexto pero quedarme en vos Mi táctica es ser franco y saber que sos franca y que no nos…

Te quiero para todo

Cuando comprendes que el amor es más una decisión que un acto de dependencia, entonces estas listo. Es sencillo, te quiero para todo. Virginia L.

Tus ojos, mi amado

Por Virginia Larrazábal Tu pureza es el manantial que me empapa, la lupa que me examina, la luz que me descubre; dos llamas de fuego ardiente que me consumen.

No hay distancia

Por Virginia Larrazábal   En mi vida he experimentado la amargura de la distancia, el peso de los klómetros, el desespero de la separación. Entre tú y yo ya no hay espacio vacío, no existe más el sesgo…tú, tú nunca te irás de mi lado.