Despertándonos para la Segunda Venida de Cristo

el

El coronavirus es un llamado de atención de parte de Dios para que estemos listos para la segunda venida de Cristo.

Aunque la historia de la iglesia cristiana está inundada de predicciones fallidas sobre el fin del mundo, pero lo que sigue siendo verdadero es que Jesucristo regresará.

“Hombres de Galilea”-dijo el ángel cuando Jesús partió de la tierra- “¿qué hacen aquí mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido llevado de entre ustedes al cielo, vendrá otra vez de la misma manera que lo han visto irse” (Hechos 1:11).

En su venida, Él juzgará al mundo:

Cuando el Hijo del hombre venga en Su gloria, con to- dos Sus ángeles, se sentará en Su trono glorioso. Todas las naciones se reunirán delante de Él, y Él separará a unos de otros, como separa el pastor las ovejas de las cabras (Mt 25:31-32).

Para aquellos que no están listos para encontrarse con Cristo, ese día vendrá de repente y los tomará desprevenidos:

Estén alerta, no sea que sus corazones se carguen con disipación, embriaguez y con las preocupaciones de la vida, y aquel día venga súbitamente sobre ustedes como un lazo (Lc 21:34, NBLA).

Principio de dolores

Jesús dijo que veríamos señales de Su venida, como guerras, hambrunas y terremotos (Mt 24:7). A estas señales les llamó “principio los dolores” (Mt 24:8). La tierra es descrita como una mujer en labor de parto tratando de dar a luz un nuevo mundo, el cual Jesús creará cuando regrese.

Pablo tomó esta imagen y la usó en Romanos 8:22, relacionando esos dolores de parto con todos los gemidos de esta era —todas las miserias del desastre y la enfermedad (como el coronavirus). Él nos imaginó en nuestras enfermedades, y las vio como parte de los dolores de parto del mundo. Gemimos mientras esperamos la redención de nuestros cuerpos. Jesús regresará, resucitará a los muertos y nos dará un cuerpo nuevo y glorioso (Fil 3:21).

 

La creación misma ha de ser liberada de la corrupción que la esclaviza, para así alcanzar la gloriosa libertad de los hijos de Dios. Sabemos que toda la creación todavía gime a una, como si tuviera dolores de parto. Y no solo ella, sino también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, gemimos interiormente, mientras aguardamos nuestra adopción como hijos, es decir, la redención de nuestro cuerpo (Ro 8:21-23).

¡Manténganse despiertos!

Mi punto es este: Jesús quiere que veamos los dolores de parto (incluyendo el coronavirus) como recordatorios y alertas de que Él viene, así que debemos estar preparados. “Ustedes deben estar preparados, porque el Hijo del hombre vendrá cuando menos lo esperen” (Mt 24:44).

No necesitas una fecha exacta para tomar en serio lo que dice Jesús. Lo que dice es claro: “¡Estén alerta! ¡Vigilen! Porque ustedes no saben cuándo llegará ese momento… Por lo tanto, manténganse despiertos, porque no saben cuándo volverá el dueño de la casa… Lo que les digo a ustedes, se lo digo a todos: ¡Manténganse despiertos!” (Mr 13:33-37).

El mensaje es claro. Estén alerta. Vigilen. Manténganse despiertos. Y los dolores de parto del mundo natural son para transmitir este mensaje. ¡Pero hay muchos que no están despiertos! Irónicamente, sus muchas actividades los mantienen profundamente dormidos en cuanto a la venida de Jesucristo.

 

El peligro es grande. Y el coronavirus es un llamado de atención lleno de misericordia para que estemos listos.

Para estar listo, debes acercarte a Jesucristo, recibir el perdón por tus pecados y andar en Su luz. Entonces estarás entre los que…

…no están en la oscuridad para que ese día los sorprenda como un ladrón. Todos ustedes son hijos de la luz…debemos, pues…mantenernos alerta…pues Dios no nos destinó a sufrir el castigo, sino a recibir la salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo. Él murió por nosotros para que, en la vida o en la muerte, vivamos junto con Él (1Ts 5:4-10).


Este es un resumen del 8vo capítulo del libro, sobre los “seis caminos” o razones por las que Dios ha enviado el coronavirus al mundo; lo que está haciendo a la luz de las Escrituras.

Originalmente en inglés, “Coronavirus and Christ”, recientemente lanzado por el Pastor John Piper, para descarga gratuita en el sitio web de su ministerio, www.desiringgod.com

Continúan en el siguiente post los capítulos posteriores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s