Urgencia

el

Parece que no basta una pandemia para que las capas vuelen.

Evidencia desgarradora de la influencia bárbara de las construcciones sociales y el miedo.

Reprime, desola, entristece, desespera.

Y no es que yo sea parte de ello, pero me callo porque, aunque lo he intentado, no hallo manera de penetrar tus capas.

Entonces, no depende de mí.

Si por mí fuera, hace rato que mis labios secos se hubieran calmado el ardor con los tuyos.

No sabes la urgencia que tengo de decirte.

Mi corazón clama al cielo, casi que con gritos indecibles, que tú y yo estemos puestos en la misma parada, esperando el mismo semáforo.

Vaya que una coincidencia así solo podría ser obra divina, porque no encuentro racionalmente otro modo.

Es algo complicado esto.

¿Por qué no me amas de una vez? Si yo te amo desde antes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s