tuLip: Expiación limitada o redención particular

el

Creo que de todos los cinco puntos del calvinismo, la expiación limitada es el más controversial, y el que engendra tal vez la mayor confusión y consternación. Esta doctrina está principalmente preocupada por el destino inicial, el plan o designio de Dios al enviar a Cristo al mundo para morir en la cruz. ¿Era la intención del Padre enviar a Su Hijo a morir en la cruz para hacer posible la salvación para todo el mundo, pero con la posibilidad de que Su muerte sería eficaz para nadie? Es decir, ¿Envió Dios simplemente a Cristo a la cruz para hacer posible la salvación, o Dios, desde toda la eternidad, tiene un plan de salvación por el cual, conforme a las riquezas de Su gracia y de Su elección eterna, Él diseñó la expiación para garantizar la salvación de Su pueblo? ¿Estaba la expiación limitada en su diseño original?

Yo prefiero no utilizar el término expiación limitada porque es engañosa. Prefiero hablar de laredención definitiva o expiación definitiva, que comunica que Dios el Padre diseñó la obra de la redención específicamente con el fin de ofrecer la salvación de los elegidos, y que Cristo murió por sus ovejas y entregó su vida por aquellos que el Padre le había dado a El.

La redención de pecadores específicos fue un plan eterno de Dios… cumplida por la obra expiatoria de Cristo. — RC Sproul

adoracionUno de los textos que oímos a menudo utilizados como una objeción contra la idea de una expiación definida es 2 Pedro 3:8-9: “Pero, amados, no ignoréis esto: que para el Señor un día es como mil años, y mil años como un día. El Señor no se tarda en cumplir su promesa, según algunos entienden la tardanza, sino que es paciente para con vosotros, no queriendo que nadie perezca, sino que todos vengan al arrepentimiento.” El antecedente inmediato de la palabraalgunos en este pasaje es la palabra nosotros, y creo que es perfectamente claro que Pedro está diciendo que Dios no quiere que ninguno de nosotros se pierda, sino que todos deben venir a la salvación. Él no está hablando de todos los hombres indistintamente, el nosotros es una referencia a las personas creyentes a quienes Pedro está hablando. No creo que queramos creer en un Dios que envía a Cristo a morir en la cruz y luego cruza los dedos, esperando que alguien aproveche esa muerte expiatoria. Nuestra perspectiva de Dios es diferente. Nuestra opinión es que la redención de los pecadores específicos fue un plan eterno de Dios, y este plan y diseño fue concebido y perfectamente ejecutado a la perfección para que la voluntad de Dios de salvar a Su pueblo se lleve a cabo por la obra expiatoria de Cristo.

Esto no quiere decir que el límite se sitúa en el valor o el mérito de la expiación de Jesucristo. Es tradicional decir que la obra expiatoria de Cristo es suficiente para todos. Es decir, su valor meritorio es suficiente para cubrir los pecados de toda las personas, y ciertamente todo el que pone su confianza en Jesucristo recibirá la plenitud de los beneficios de esa expiación. También es importante comprender que el Evangelio debe ser predicado universalmente. Este es otro punto de controversia, ya que por un lado el evangelio es ofrecido universalmente a todos los que están al alcance del oído de la predicación de el, pero no es universalmente ofrecida en el sentido de que se ofrece a cualquier persona sin ninguna condición. Se ofrece a todo aquel que cree.  Se ofrece a todo aquel que se arrepiente. Obviamente, el mérito de la expiación de Cristo se da a todos los que creen y para todos los que se arrepienten de sus pecados.

En el próximo post, vamos a considerar el yo en TULIP, la gracia irresistible.

Dr. R.C. Sproul nació en 1939 en Pittsburgh Pennsylvania. Es presidente de Ligonier Academy of Biblical and Theological Studies y fundador del ministerio que inició en 1971 como el Ligonier Valley Study Center en Ligonier, Pennsylvania.

 

Fuente original: Soldados de Jesucristo

Un comentario Agrega el tuyo

  1. La actitud irresponsable que conscientemente o no asumen algunos cristianos buscan encubrir su egoísmo e indolencia, justificada por principios tan anti bíblicos como este: “Si hago algo a favor de mis hermanos en la fe, es como pretender quitarle el poder a Dios”, o “si ellos sufren es porque están en pecado”. Estas personas ignoran que el propósito de Dios para con su pueblo es que anunciemos, COMO COMUNIDAD, las virtudes de Aquel que nos llamó de las tinieblas a su luz admirable (1-P.2.9), “porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios.” (2-Co.1.20) Además, “En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios” (1.Jn.3.10) Desafortunadamente cada uno de estos insulsos cristianos serán los que en el futuro le responderán a Jesucristo: “Tuve miedo, y escondí el talento que me diste”, y el Señor le responderá: “Siervo malo y negligente”. Y éstos creyentes inútiles serán echados en las tinieblas de afuera. (Mt:25. 14-30) Pero, aún cuando en la actualidad estas anquilosadas personas estén viviendo una indiferencia social casi pasmosa, acomodadas en la falsa creencia de que ya lo alcanzaron todo, pueden cambiar de actitud, pudiendo, inclusive, llagar a ser muy valiosos en el servicio a los hermanos, que será lo que los dignifique ante Dios, ante el pueblo de Dios, y ante su propia conciencia. Se podrán convertir, pues, en manantiales de bendición si así lo decidieran.

Responder a JUAN MARTÍN BEN ADONAI Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s