Dios sigue siendo Dios

el

Me siento muy triste. Es fácil alabar a Dios cuando todas las cosas van bien pero, ¿acaso Él deja de ser Dios y digno de la gloria cuando suceden las tragedias?

Esta tarde le quitaron la vida al señor que vivía frente a mi casa, dentro de su propia residencia, y de una manera muy atroz. Mi corazón se partió en pedazos al escuchar los alaridos de dolor de su familia que lo encontró muerto, preguntando “Señor, ¿por qué?”.

Podría descargarme, como muchos harían, en contra del cinismo, la indolencia y la mala gestión gubernamental, ironizar sobre que “la inseguridad es una sensación”, y otras cosas más, pero realmente lo que me pesa ahora mismo es la depravación del ser humano y cómo éste abandonó la imagen de Dios para perderse.

Vivimos desenfrenadamente, creyendo soberbiamente que somos justos y que Dios es un permisivo que se adapta a nuestra manera de pensar y vivir, pero por no meter a Dios en todos los asuntos es que la humanidad se va por un despeñadero. No, yo no entiendo porqué pasan cosas tan horribles, mas que lo que dice el Señor en Su Palabra, que los tiempos son peligrosos y los hombres se inclinan hacia la maldad por la perversidad de sus corazones, y de ésto no me escapo yo ni tampoco usted, porque no por el hecho de que no cometamos actos tan penosos como lo que hicieron aquellos que mataron a mi vecino nos hace mejores ante Dios.

LA JUSTICIA DE DIOS SE LLAMA JESUCRISTO, Y AQUEL QUE NO SE LAVE CON SU SANGRE SENCILLAMENTE NO TIENE PARTE EN EL REINO DE LOS CIELOS. ¡Sí! La verdad es incómoda, es absoluta y no hay nada que podamos hacer, porque ni usted ni yo somos Dios y a Él le plació que la salvación fuese por gracia, a través del sacrificio de Jesús.

La biblia dice que Él se glorifica en medio de las tribulaciones, y es vasto para otorgar paz que sobrepasa todo entendimiento al corazón enlutado. Sin duda, Dios sigue siendo Dios, así le haya pasado a mi vecino, así me pase a mí o a usted, y estas palabras no las digo con ligereza, pues cada situación es para el que le pase, pero nada cambiará el hecho de que Jesucristo es EL SEÑOR, y que separados de Él NADA podemos hacer.

Ore por favor por esta familia en dolor y luto, y acérquese usted al Único que puede darle seguridad de que, pase lo que pase, su vida en Él estará guardada para la eternidad en el cielo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s