el

Si la sangre de Jesucristo es el único sacrificio acepto que logró hacer la paz entre Dios y los hombres, si ella es suficiente para lavar los pecados de todos los seres humanos, si a través de ella la deuda del pecador es saldada por la justicia de quien la derramó, ¿por qué hay pocos con las vestiduras blancas? ¿por qué hay tantos que intentan lavarse con sus obras? ¿qué acaso existe otra cosa mayor que se pueda hacer para redimir un alma? ¡Qué soberbios somos!, al creer que existe algo que podamos hacer para merecernos el cielo, y qué humilde aquel que entiende que ese puesto lo reservó Jesucristo para el que se arrepiente de verdad.

 

yovalgolasangredecristo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s