Para olvidadizos

el

Por Virginia Larrazábal
Olvidar no es para olvidadizos, pues son ellos quienes a veces olvidan que han quedado en el olvido. Sin embargo, el olvido es un lugar imaginario, como un terrorífico oasis que aparece de repente y te miente diciendo que ahí te echó el monstruo de los capítulos inconclusos.

 little-prince-my-site-marilenamexi    Olvidar no se puede de la manera que algunos pretenden, pues no tenemos un botón con la papelera de reciclaje para vaciar al instante; es más una decisión, algo necesario, no del todo cierto, porque nunca terminas de deshacerte de los recuerdos que han sido fijados en tu mente, pero puedes sacarlos del lugar donde actúan como grandes espinas de cáctus puyándote el corazón y entregárselas a quien sí sabrá donde ponerlos para que ya no hagan daño…al Señor.

 Olvidar no es el asunto, olvidar no sirve de nada. Perdonar es el remedio que borra ese lugar oscuro y seco en el cual el olvidadizo pensó que había sido tirado…nadie nunca debe olvidar que Dios no se olvida y que, aunque solo se vean las nubes, Él es como el sol allí detrás…a veces no se ve, pero allí sigue estando.

 

Con cariño, para la olvidadiza de mí…

 

>> Jeremías 17:9-10 Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras.  

 

>> Proverbios 4:23 Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s