Comprando un boleto al cielo

el

Por Virginia Larrazábal

Los fariseos se creían mejor que los publicanos porque “no pecaban” como éstos. Eran buenos cuidadanos, buenos padres, buenos religiosos… ¿Crees realmente que por tus buenas obras mereces un lugar en el cielo? ¿No sería eso algo así comocomprar un ticket para salvarse? ¿Será que Dios no se da cuenta del sucio que queda debajo de la alfombra mientras la casa, aparentemente, está reluciente a causa del esfuerzo?

TICKETHEAVENCiertamente, las buenas obras no se deslindan de la fe, ¿no es acaso la fe muerta sin las obras?… Sí, lo es. Pero, ¿quiere decir que si hago buenas obras y me la paso toda la semana pecando, tal cual uno que no cree en nadie, sería lo mismo que decir que tengo fe y no demostrarlo con buenos hechos? Sí. Una vez más, ambas cosas están casadas, con la grandísima diferencia de que aquel que hace buenas obras y vive como si Dios no existiera, no le valen de nada para reivindicarse con Dios, aunque haya sido la Madre Teresa de Calcuta, porque sucede que la salvación es tan cara que nadie la puede comprar…ni que Dios fuera injusto para dejarse sobornar o venderse.

Por otro lado, aquel que tiene fe (¿Fe en quién? ¿En el presidente? ¿En Alfonso León? ¿En la vírgen? ¿En sí mismo?…¡No! En Jesucristo, único mediador, entiéndase, entre Dios y los hombres -1Timoteo 2:5-) recibe por gracia (como regalo inmerecido) una salvación tan grande que solo el mismo Dios pudo comprar, al despojarse de su trono y hacerse hombre para pagar, con su sangre limpia (porque todos nacimos en pecado salvo Él), la salvación que se obtiene simplemente CREYENDO.

Sí, para los fariseos en su tiempo y para mucha gente hoy esto parece ridículo. ¿Cómo puede ser tan fácil ser salvo si yo no robo, no mato, no trampeo a nadie, soy buen padre/hijo/esposo, mientras que hay escorias en la calle destruyendo y engañando? ¡Debe haber algo que tenga que hacer para compensar a Dios por mi maldad! Ese, mis amados, es el típico pensamiento orgulloso de creer que merecemos más que otros porque nos portamos mejor y, a su vez, la culpabilidad que sentimos de manera natural al sabernos en desobediencia contra Dios, lo que nos lleva a querer justificarnos en tontos intentos de pagarle el daño. Pero eso no es posible, No hay que hacer nada mas que tener fe. Pero ¿por qué? Sencillamente porque Dios es soberano y Él quiso hacerlo así, regalar la salvación y no que ninguno trabajase por ella…para que nadie se jactara de haberse esforzado más que otro ni reclamar un puesto “VIP” en el cielo.

El punto es que hagamos lo que hagamos, creamos o no que algunos de los que están alrededor nuestro son “pura pérdida”, es enteramente un acto de amor y misericordia de Dios el otorgar salvación, aún al más envilecido de los seres, solo por medio del arrepentimiento y confesión, de corazón, que Jesucristo es el verbo encarnado, el Hijo de Dios, el único Salvador…igual como lo hizo el ladrón a un lado durante la cruxifixión de Jesús.

Ya dejemos el egoísmo de creer que la salvación es exclusiva porque hago esto o porque hago lo otro, pues Dios nos amó tan grandemente que dio a su hijo Jesucristo en sacrificio para que todos los que en Su nombre creemos no muramos eternamente en la condenación del infierno, sino que seamos revestidos con la vida eterna que solo Él fue capaz de proveer.

Esto lo dejo para reflexión. Si terminaste de leer este largo escrito, felicidades, Dios tiene un gran propósito contigo. Estoy dispuesta a orar, a orientar, a conversar, estoy a la vuelta del click. Dios te bendiga.

Citas relacionadas: Mateo 9:10-13; Santiago 2:17; Efesios 2:8-9; 1 Timoteo 2:5; Lucas 23:41-43; Juan 3:16.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s