Líneas a mi amado…

el
Por Virginia Larrazábal

Mis manos gotean mirra, intento alcanzarte con ellas; estás a la puerta y tu cabeza gotea el rocío de la noche. Ya no me importa salir de la comodidad de mis sábanas, voy a poner mis plantas descalzas y me quito los zapatos para correr en pos de ti.

Te has detenido aquí para habitar y me concedes tu mirada que me atraviesa completa y me desnuda entre profundos besos…no hay como tú, que me dices entre susurros mi amada eres…

Me veo en tus ojos, tus manos entrelazadas con las mías que me moldean suave y delicadamente…Es en tu intimidad que descubro la pasión enardecida de tu corazón que me anhela, ¡Oh, amado mío! cuánto más yo dispongo mis aromas, como de olor a nardo puro, para agradarte. Tu amor me derrite, me llena…no existe nada más.

Tus cabellos acarician mi rostro, tu corazón oigo palpitar cerca del mío al cerrarse la puerta, al callar los ruidos externos…solo quedamos tú y yo, en una perfecta conexión, experimentando el disfrute de una comunión que va en aumento.

Lo eres todo, mi Ishi…al fin enconté el camino…quédate conmigo, yo soy tu poema, hechura de tus manos, tu paloma, tu amada, tu botón de rosas. Ven y calla de amor, regocíjate sobre mí, perfecto mío, dueño de mis vigilias, adorado de mi ser…nada importa más cuando estoy en tus brazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s