Yo soy el poema de mi Abba

el

Desde que creé este blog, me estuve preguntando qué tenía que ver mi fe en Jesucristo con la poesía que tanto amo…pero, para mi gran sorpresa, el Espíritu Santo me llevó a las escrituras y ahora comprendo que mi Abba celestial es el poeta que escribe mi historia…No soy erudita ni versada en el arte de la poesía, solo soy un alma sensible a la literatura y a los pequeños detalles de la vida…amo escribir sobre todo, o casi todo, cuanto pueda pulular en mi cabeza o, en la mayoría de los casos, palpitar en mi pecho; como siempre he dicho: en cualquier caso, las letras siempre han sido mis fieles amigas cuando de vaciarme en hermosas y otras veces melancólicas creaciones se trata.

Pero, ¿qué es poesía? Algunos lo definirían en nombres como Julio Cortázar, Mario Benedetti, Pablo Neruda, Jorge Luis Borges, Gabriel García Márquez, Eduardo Galeano, Jaime Sabines o cualquiera de esos grandes de la pluma. Sin embargo, según la Wikipedia, poesía es un género literario considerado como una manifestación de la belleza o del sentimiento estético, por medio de la palabra, en verso o en prosa.

Por otro lado, el diccionario Bíblico Ilustrado de Holman (Pág. 1292) también registra este término. Y es que las sagradas escrituras están llenas de no cualquier poesía, sino aquella que viene del cielo, mucho más excelsa y divina que toda la que estos hombres antes mencionados jamás puedan escribir.

El Antiguo Testamento casi todos los libros contienen, al menos, algo de poesía. Otros son en su totalidad libros poéticos, como Job, Salmos, Proverbios, Cantar de los Cantares, Isaías, Lamentaciones, Oseas, Joel, Amós, Abdías, Miqueas, Nahum, Habacuc, Sofonías.

Por ejemplo:

“Mi boca hablará sabiduría, y el pensamiento de mi corazón inteligencia” Salmos 49:3.

Esto es lo que se llama paralelismo sinónimo dentro de la poesía. Las líneas no son sinónimas en el sentido que expresan exactamente lo mismo. Por el contrario, ligeras diferencias colorean las líneas paralelas expandiendo o estrechando el tema que se ha presentado en la primera línea.

“El impío toma prestado, y no paga; Mas el justo tiene misericordia, y da”. Salmos 37:2.

La segunda línea es una expresión positiva de la primera, pero la elección de las palabras del salmista hace algo más que reglejar un par de imágenes opuestas. Eso se llama paralelismo antitético.

“Mirad cuan bueno y cuan delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía” Salmos 133:1.

Esto se llama paralelismo sintético, en el cual no existe correspondencia de uno a uno en los grupos de palabras, Lo que une a las líneas paralelas es la continuidad, puesto que describe un orden de acontecimientos o enumera una lista de características de una persona o cosa.

Uno de los ejemplos que más me gustan sobre composiciones poéticas en la biblia, es el Salmo 42, el cual puede juntarse con el 43 y armarían perfectamente una poesía hermosa para ser cantada. Es como si se repitiera un coro en los versículos 42:5, 11; 43:5.

La poesía proporciona imágenes y tonada para que los escritores inspirados le hagan entender claramente la palabra de Dios al pueblo. La conciencia de la forma poética alerta al lector a prestar atención a las imágenes  a los modos de un pasaje,

Ahora empiezo a entender…

Efesios 2:10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús

para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.

Hechura, del griego poiema, designa un producto manufacturado, un diseño producido por un artesano. Poiema hace énfasis en Dios como Diseñador Maestro, en el universo como su creación (Romanos 1:20), y en el creyente redimido, como su nueva creación. (Tomado de la Biblia Plenitud; pág. 1544).

¡Qué sorpresa tan grande! Tantas veces que he pasado por este verso bíblico y jamás me imaginé que ser hechura de sus manos implicaba lo sublime de ser Su poema…

Sin duda, el Dios del cielo es el creador de todo lo que existe, el mundo y su plenitud le pertenecen y todos los que habitamos en él (Salmos 24); de Él provienen todos los dones y talentos únicos que cada quien posee. Hoy más que nunca estoy convencida que Él es el escritor de escritores (jejé), aquel que traza con su dedo la historia de mi vida, página por página. De Dios proviene este sentir desmedido por escribir y testificar de su poder, de su hermosura, de su inescrutable grandeza…creo que cada uno tiene algo especial con lo cual puede adorar y honrar a aquel que lo dio. Es ese mi gran deseo.

Salmos 139:16 Mi embrión vieron tus ojos,

Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas

que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas.

Hoy más que nunca, al escribir poesía para otros, he comprendido que soy hechura suya, única como cada cual que me lee. Yo soy el poema de mi Abba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s