Corazones en la arena

el
Por Virginia Larrazábal

     Infinitas, a veces apacibles y otras con violenta fuerza, son las olas de la playa que mojan mis pies, mientras que entre los dedos se me cuelan millones de granos de arena.

     Es el viento, como besándome la cara, que en mí provoca una mirada inundada de recuerdos, también una que otra “filosofada”.

     Nunca falta el cliché de dibujar en la arena (un viaje a la playa no estaría completo si no lo hiciera), tu nombre, mi nombre y a veces corazones.

    Así son tus palabras que por dentro me resuenan, como corazones dibujados en la arena, hermosos, especiales y fugaces como las olas que van y vienen y los deshacen…como agua salada que en un pestañeo arrastra con facilidad lo que estaba silueteado; como una expresión de las ilusiones pasajeras que volaron.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s